CAFAS: 40° ANIVERSARIO

Un 7 de abril de 1978, se decidió crear la Cámara Argentina de Fabricantes de Acoplados y Semirremolques para defender con entusiasmo los intereses del sector, logrando —pese a las dificultades por las que tuvo que transitar— el cumplimiento de importantes objetivos que beneficiaron a la industria que con orgullo representa.

Durante estos últimos 40 años, la industria de acoplados y semirremolques ha vivido todo tipo de vicisitudes, dado que no está exenta de lo que acontece con el país en general y con su economía en particular.

En este 40° Aniversario, resulta útil hacer un repaso de las distintas problemáticas sufridas por el sector, para poder hacer una valoración real del momento presente por el que transita la industria de la que formamos parte. También queremos destacar las numerosas acciones emprendidas por CAFAS para hacer frente a tales dificultades, así como también los logros que ha obtenido el sector en estos últimos tiempos.

Pasaron tiempos repletos de dificultades basadas en el colapso político y fundamentalmente económico en el que se sumergió el país, como por ejemplo a fines de 2001, que generaron un profundo quiebre en la estructura productiva del país.

Para el transporte de cargas, ese panorama resultó ser hondamente perturbador: la caída libre de todos los guarismos productivos, del PBI en general y del Industrial en particular (aspectos íntimamente ligados al desarrollo de nuestro sector); el quebranto del Estado; la pesificación asimétrica; el colapso financiero y bancario arrasaron con todos los proyectos a futuro de la industria. Hubo que empezar a trabajar pensando en el “día a día”. La producción nacional se desplomó, siendo cinco veces menor a lo que fuera cuatro años atrás.

Mediante numerosas gestiones, CAFAS consiguió que el sector fuera incluido en un régimen dispuesto por el BCRA, mediante el cual se estableció que con fondos capturados en el denominado “corralito bancario”, pudiera disponerse la compra de remolques entre otros bienes, dado que los mismos son registrables por ante el Registro Nacional de la Propiedad del Automotor. Esta ventaja que se obtuvo permitió que algunas fábricas pudieran vender sus unidades bajo esta modalidad, y sobrellevar así en parte la grave crisis de 2002.

Es para nosotros muy importante destacar el protagónico papel que nuestras Pymes tuvieron y tienen desde la recuperación económica que el país experimenta desde agosto de 2002, cuando el repunte de la actividad agropecuaria comenzó a impulsar la salida de una de las peores crisis económicas que el país recuerde.

Un hecho importante —un hito en la vida de CAFAS— ha sido la creación de un Registro de Fabricantes de Acoplados y Semirremolques que funciona en el ámbito de la Secretaría de Industria, así como la obligatoriedad de homologar todos los vehículos con la Licencia de Configuración de Modelo (LCM) que recientemente tuviera que actualizarse en su totalidad.

Otra obligación autoimpuesta, fue que desde principios del corriente siglo, todas las fábricas del país producen con la debida Certificación de la Norma Internacional ISO 9000. Todos estos logros de CAFAS, obligan a esta particular industria a aportar la mayor seguridad posible en un país con tan altas tasas de accidentología vial.

Fruto de las gestiones y audiencias impulsadas por CAFAS, también el Registro Automotor dispuso exigir lo que en realidad la Ley Nº 24.449 ya disponía desde 1995: la colocación del código VIN en el patentamiento de remolques. Este código internacional de identificación de vehículos permite —inequívocamente— establecer fehacientemente los datos de cada unidad y su fabricante, con un adecuado nivel de detalle, elemento que contribuye también a la seguridad en la identificación clara y concreta de todos los vehículos que se aprueban para el tránsito por carretera.

En rigor, desde 1995 y tras la sanción de la Ley Nacional de Tránsito mencionada, CAFAS viene impulsando todas las normas legales que aporten la mayor transparencia posible a nuestra actividad, afectada no tan sólo por la importación de vehículos, sino también por diversas irregularidades que ocurren en nuestro mercado interno.

•  Bono del 14%

Aún cuando siempre se teme por la discontinuidad del beneficio, es de fundamental importancia el Régimen del Decreto Nº 379/01 y siguientes, (Bono del 14%) para la competitividad sectorial. Luego de diversas gestiones realizadas por CAFAS, se obtuvo una nueva prórroga hasta el 31 de diciembre de 2018. La continuidad del descuento al transportista que adquiere un vehículo nacional aporta un horizonte de tranquilidad a la actividad de nuestra industria, que estimamos de suma importancia para todas las fábricas y el autotransporte de cargas.

•  Difusión de las Actividades del Sector

La necesidad de difundir nuestro accionar, hacer conocer la capacidad industrial del sector y de sus proveedores, así como la importancia del transporte de cargas por carretera, llevó hace ya muchos años a los industriales de CAFAS a desarrollar un medio de difusión nacional: nuestra Revista EL REMOLQUE, órgano oficial de CAFAS que llega a todo el país. El devenir de los hechos ha llevado a la utilización de los medios digitales para todos los dispositivos electrónicos: nuestra página web www.cafas.org.ar, el sitio de la revista www.elremolque.com.ar y el del blog https://elremolqueblog.blogspot.com.ar/, siempre actualizados y visitados por usuarios de todo el orbe.

En este 40° Aniversario, desde CAFAS, Cámara Argentina que agrupa a los fabricantes de Acoplados y Semirremolques de todo el país congregando al 90% de la producción nacional de esta industria desde 1978, deseamos reconocer a quienes han presidido la entidad: su primer titular, Ing. Víctor Prati, y luego los Sres. Eugenio Montenegro, Ricardo Romegialli, Roberto Aiello, Pablo Sola y Antonio Trepat, quienes han brindado su mayor esfuerzo para cumplir los objetivos fundamentales de CAFAS: “Defender los intereses del sector industrial y gremial que representa; Estudiar sus particulares problemas y tratar de hallar las soluciones posibles para los mismos; Aumentar la eficiencia de esta industria específica, creando los servicios necesarios capaces de aconsejar la utilización de materias primas adecuadas, como así también la implantación de métodos racionales y tecnología conveniente para lograr la mejor calidad y el menor costo; Procurar que la producción de Acoplados y Semirremolques cubra las necesidades del mercado interno, tanto en cantidad como en calidad, propiciando incluso su exportación como fuente de ingreso para la economía nacional; Realizar gestiones ante autoridades públicas y organismos privados que crea convenientes para beneficio de la industria específica y de los asociados; Procurar por todos los medios legales a su alcance que el abastecimiento de máquinas, equipos, materias y materiales, tanto nacionales como importados, se efectúe en forma regular y en la cantidad requerida por la industria.”

Desde EL REMOLQUE queremos también saludar en este 40° Aniversario a todos los Asociados a CAFAS, y especialmente a aquellos que han cumplido más de 100 años en esta actividad.

El momento satisfactorio por el que atraviesa nuestra industria es indicativo de la capacidad argentina en la especialidad; y la diversidad de equipos y elementos que se fabrican con la más alta y actualizada tecnología, avala calidad de exportación de primera línea. Las cantidades producidas cubren todas las necesidades del mercado interno, habiéndose exportado a más de 20 países de todo el mundo cuando las condiciones del país así lo permitieron.

Nuestra actividad ha creado en su entorno una serie de industrias subsidiarias que fabrican y proveen —bajo las normas más estrictas— elementos constitutivos y repuestos, con lo cual se obtiene el consiguiente ahorro de divisas, ya que todos los equipos son netamente argentinos. Desde CAFAS continuaremos haciendo todos los esfuerzos para jerarquizar al sector y seguir obteniendo las condiciones para un crecimiento sostenido de nuestra actividad.

•  Palabras del Presidente, Sr. ANTONIO TREPAT

“Alcanzar 40 años de la Cámara conlleva una gran satisfacción personal, habiendo sido uno de los fundadores de la entidad, y ya próximo a cumplir mi turno como Presidente de CAFAS, por tercera vez. En su historia se han alcanzado varios hitos importantes para el sector industrial que representamos y encontrado soluciones a muchos problemas que el sector sorteó con éxito en estas cuatro décadas.

Tenemos la suerte de estar integrados por empresas del interior del país que confían en la entidad y están representadas por dueños o directores, lo que le otorga a CAFAS un distintivo especial entre las cámaras sectoriales y le permite adoptar sus decisiones institucionales con agilidad.

Quiero agradecer en este Aniversario a todos quienes aportaron su tiempo y dedicación para que CAFAS sea lo que es hoy, así como a todas las empresas que se han ido sumando hasta alcanzar una representatividad del 90% del mercado sectorial, lo cual es muy importante.

Creo también que durante estos años CAFAS le ha aportado una creciente seriedad y profesionalidad a nuestra industria, y ello ha merecido el reconocimiento de colegas, entidades afines, organismos tecnológicos y los distintos gobiernos de estos 40 años. El trabajo institucional hecho con dedicación, seriedad y profesionalismo da estos frutos, y ello nos llena de satisfacción.

Respecto a la actividad, venimos de un buen 2017, y la publicación del Decreto Nº 32/2018 que habilita nuevas configuraciones para el transporte abre a las fábricas de remolques una promisoria perspectiva. El patentamiento de más de 12.000 unidades durante el año pasado representó para la industria del acoplado y semirremolques un impulso de importancia; a eso se le suma las mencionadas nuevas configuraciones de vehículos dispuestas por el Ministerio de Transporte, lo que hace prever otro buen año para el sector.

Adicionalmente, las razones de este incremento hay que encontrarlas en la creciente actividad del campo, que se viene sosteniendo desde hace dos años y pensamos que seguirá en esta línea en el año en curso. La obra pública, las nuevas rutas y autopistas en construcción también favorecen nuestro desempeño. El transporte de cargas por carretera es necesario en Argentina, y cualquier crecimiento del PBI del país coadyuva a nuestro propio desarrollo y crecimiento sectorial.

Un tema muy importante y pendiente por el que CAFAS viene preocupada desde hace muchos años es la grave obsolescencia del parque remolcado. La ley habla de 20 años admisibles de antigüedad, pero sucesivas reformulaciones legales dan vida a los remolques, sin plazo final. En un país con tan alta siniestralidad vial, debe encararse este problema.

Las cosechas se levantan con semirremolques y acoplados con más de 40 años de antigüedad: esto no es admisible. Es una materia pendiente y un eje en la actividad institucional que CAFAS deberá encarar, proponiendo a las autoridades las soluciones correspondientes.

Por último, felicito a todos y cada uno de quienes a lo largo de estas cuatro décadas han hecho su aporte para que nuestra Cámara haya crecido sistemáticamente, augurando la continuidad en el camino trazado para lograr que nuestra actividad sea señera en el camino institucional por venir.”